Es un pensamiento colectivo y un hecho: ya termina el 2010. Pero lo que resulta inevitable es hacer el prolongado balance.

Sin embargo, todo el equipo que hace Cine Social no puede ocultar la sonrisa ante las circunstancias que nos trajo el año.

Comenzando en abril con una Muestra de Cine Social en Concordia que reunió a más de 1500 personas y que sobre todo, además de discurrir las problemáticas sociales, se recaudaron a través de la entrada, 2500 alimentos no perecederos que fueron donados.

Desde aquel mes en el que nos dimos cuenta la urgencia de la creación de esta clase de escenarios, la Muestra cumplió con el camino de la itinerancia. Así fue que viajamos a Concepción del Uruguay dentro del marco del Festival de Cortos de Río Uruguay. Propuesta de la que además de sumarnos amigos, adherimos fuerzas de distintos colegas regionales que sienten al igual que nosotras, la cultura como un medio para despertar conciencias.

Otras compañeras, las de Cine para ser, cine de identidad biológica, nos incluyeron en su muestra realizada en la Biblioteca Nacional, aquí lideramos un panel llamado 7mo arte con fines de trasformador social.

El Festival de Mar del Plata, aunque haya pasado no se quedó atrás. Además de ver grandiosas películas participamos del encuentro nacional de Festivales organizado por el I.N.C.A.A., donde conocimos diferentes propuestas cinematográficas, con las que actualmente nos reunimos, capacitamos y acompañamos.

Pero sin duda la frutilla de la torta fue una gran noticia que recibimos hace poquitos días, cuando una carta del Fondo Nacional de las Artes exponía que nos habían otorgado una beca. Además, contamos con el aval institucional de la Embajada de Brasil. Y como siempre nos acompañan la Dirección de Cultura y Municipalidad de Concordia; el Instituto Audiovisual de Entre Ríos (I.A.E.R), Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales de Argentina (I.N.C.A.A.), Asociación para el Desarrollo de Concordia (ASODECO), Comisión Administradora para el Fondo Especial de Salto Grande (C.A.F.E.G.S.). Cada uno de ellos nos pone su cuota de confianza mes a mes.

Hoy somos felices planteándonos como Festival Internacional de Cine Social, es decir apostando más y más a la cultura, a la concientización y a la sensibilización a través del cine.

Gracias a todos los que participan y hacen del Cine Social un encuentro colectivo, a nuestros queridos colegas, organizaciones sociales y de Derechos Humanos, embajadas, festivales amigos y medios de prensa que nos difunden. Desde ya los invitamos de corazón del 1º al 10 de abril de 2011; y recuerden que quedan pocos días para que cierre la convocatoria.

En nuestro caso, el 31 a la noche, brindaremos por la consigna que nos une como grupo: DEJAR DE SER SOLO ESPECTADORES. El cambio es hoy.